domingo, 28 de marzo de 2010

ANECDOTAS GRACIOSAS DE TAXISTAS

Un taxista ha recopilado las anécdotas más sorprendentes y graciosas que le han pasado a lo largo de su oficio. Yo me quedo con esta:

esa clienta que se sienta, pregunta qué tal, cuenta que lleva un día muy duro y añade que por qué no se toman un café mañana por la noche. El taxista responde que está casado, a lo que ella añade: "Perdona cariño, voy a colgar porque no sé qué me está contando el taxista".

No hay comentarios:

Publicar un comentario