martes, 25 de mayo de 2010

MAMEN

ME CUENTA un amigo que declaró su amor a una buena amiga, que por el nombe de MAMEN se la conoce, y que ésta, a sabiendas lo loquito que por ella él estaba no tuvo otra reacción y palabras para darle el alto, el pare, levantar la barrera, denegar el acceso, replicarle con un no, sino espetarle en su plena cara, echarle sobre su corazoncito de enamorado, la cruda y desdeñosa frase de:

"Tú ves cosas raras".


Image and video hosting by TinyPic

Pobrecillo!. Imaginad el jarrazo de agua fría que sobre su cabeza sintió, imaginad cómo su corazoncito de pipipolo rasgado fue como si la garra de una loba lo arañara. Pues no sé si más lágrimas de los ojos del enamorado rechazado salieron que sangre de ese corazoncito apuñalado por el desprecio inmisericorde de Mamen. Imaginad la congoja y el 'tierra trágame' que le recorrió por todas sus entrañas. No hay derecho!

¡¿Pero qué es esto?!

¿Dónde esta la elegancia, la prestancia, la educación, la consideración, la amabilidad, la diplomacia?

¿Es necesario herir, más que ya por el mero hecho del NO, ese corazoncito amoroso y encandilado con la Mamen, con tan tremenda frase?

¿Acaso la susodicha Mamen no sabe que hay muchas opciones, por falsas y mentirosas que sean, para aducir y eludir tan engorrosa e inadecuada declaración amorosa?

Pues si las hay. Pero de donde no se puede pedir, no se puede esperar....

  • Lo siento, acabo de salir de una relación tormentosa y ahora mismo prefiero estar sola.
  • Lo siento, me gustan las chicas, soy lesbiana.
  • Lo siento, prefiero verte más como amigo.
  • Lo siento, actualmente estoy enamorada de otro hombre.
  • Lo siento, necesito tiempo para digerir tu declaración.
  • Lo siento, creo que no soy lo que tu mereces, creo que te haría daño.



¡Cualquier mentira piadosa, cualquier excusa agradable, educada, concesdiente! Cualquier frase para pasar el compromiso, el momento, antes que arrojar contra ese pobre muchacho enamorado, que arropado por el valor que nubla la mente se arriesgó a dura batalla y derrotado, con el corazón malherido y lastimado, volvió sin botín ni victoria!

¿Cómo eres asín Mamen?, cómo!. Cruel mujer. Jolín, jolines, jopetas, joder!, esas no son formas!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario