viernes, 28 de mayo de 2010

MINIFUNDISMO MUNICIPAL

Leo que el parlamento griego aprobó la reducción, muy sensible, de la cantidad de ayuntamientos, entes locales, de 1034 a 355, con el subsiguiente recorte de gastos y la agrupación de ciudades y pueblos en departamentos de mayor población y mejor calidad. Es una medida que en España, debiera estudiarse y ponerse en práctica.


En España actualmente existen más de 8.000 entidades municipales, unas de apenas unas decenas de vecinos, con el consiguiente escuálido presupuesto municipal que no da ni para sustituir una bombilla y otras con millones de vecinos, grandes capitales, que disponen de servicios de toda clase y calidad. Ya sólo con pagar a los funcionarios, a los alcaldes y concejales de esos municipios se les va buena parte del presupuesto, recaudado con los impuestos y tasas de los vecinos, cada año. Los griegos establecen como cantidad mínima de vecinos en 10.000 por ayuntamiento y en España esa cifra también es homologable. (enlace)

En Extremadura tenemos el caso de las ciudades de Don Benito (35 mil habitantes) y de Villanueva de La Serena (25mil habitantes) en Badajoz, que distan ambas dos kilómetros y mantienen en común la comisaría de la policía nacional, hospital y otros servicios públicos. El problema de la unión de pueblos , será , como siempre las rencillas políticas de los que no quieren ser absorbidos por un pueblo con mayoría electoral diferente, con mayoría política de cariz contrario al que 'disfrutan'. Muchos harán números para ver si consiguen tener x% de los votos si se unen a tal o cual pueblo o si saldrán perdiendo. En este caso, es evidente que tienen más que perder los de los pueblos con menor censo. Un pueblo de 1000 votantes absorbido por otro de 10000 votantes verá fulminada en gran parte sus tendencias políticas a la hora de cargos y poltronas municipales.

Por eso estas absorciones, refundaciones, fusiones y uniones de ayuntamientos debe hacerse desde el gobierno central, para quedar al margen de los intereses mezquinos y pueblerinos de los interesados.



Amplían también la legislatura municipal, los griegos, de 4 a 5 años, cosa que también debería imponerse en España, no sólo en las municipales, sino en las demás instancias, regionales y nacionales.

La crisis está generando, aunque sea por necesidad más que por creatividad, medidas que , en muchos casos (menos en el Zapatazo), plausibles y necesarias.

La racionalización de los recursos es algo fundamental en todo, en la vida personal, en la empresa y porqué no, en la gran Empresa que es el Estado y la Nación.

Más sobre el Minifundismo Municipal

No hay comentarios:

Publicar un comentario